Homenaje a todas las víctimas del coronavirus

Las campanas de la catedral de Santiago resonaron en memoria de las víctimas de la covid-19. Su sonido rompió el minuto de silencio del acto oficial en memoria de los fallecidos en Galicia, pero también llamaron la atención por los que viven anguriados por las consecuencias sociales y económicas del coronavirus. Fue un acto sencillo en el que participaron representantes del gobierno, las instituciones y todos los partidos políticos gallegos. Tres meses después de que se decretara el estado de alarma y a dos días de que se levante en Galicia, este fue un día de recuerdos. Fue un acto sencillo, que tuvo por escenario el Patio de Cristal de San Francisco, en la capital gallega. Los familiares de las vitimas fueron los que descubrieron una placa en su memoria, con un mensaje de compromiso: mantener siempre vivo su recuerdo. No hubo discursos y con unos únicos protagonistas, los 619 fallecidos durante esta pandemia, que en el escenario estaban representados por dos torres de rosas blancas. Entre los himnos y el minuto de silencio final, solo la flauta de Carlos Núñez y la voz de Luz Casal le pusieron música y letra la este homenaje con una interpretación muy sentida de la Negra Sombra.