Ininiciados los búnkeres que albergarán el servicio de radioterapia del Gran Montecelo, en Pontevedra


El nuevo edificio hospitalario del Gran Montecelo, cuyas obras se iniciaron el pasado mes de mayo, acogerá un servicio de radioterapia en el que se instalarán dos aceleradores lineales de electrones destinados a tratamientos de radioterapia para pacientes oncológicos, consiguiéndose los más altos estándares en radioterapia oncológica.

Para la habilitación de este espacio y la construcción de los búnkeres se emplearán más de 1.500 m3 de hormigón de alta densidad y más de 200.000 kg de acero entre otros materiales.

Estos búnkeres, que cuentan con un proyecto específico para su construcción, están diseñados con las características y dimensiones necesarias para que puedan albergar los equipos de última generación que existen en el mercado, lo que permitirá incorporar las últimas tecnologías en tratamientos radioterápicos, como son la radioterapia de intensidad modulada volumétrica guiada por la imagen y los tratamientos con alta tasa de dosis (tecnología flatenning filter free).

Estas tecnologías, que mejoran la precisión de los tratamientos, permiten aumentar el control local de las lesiones tumorales y disminuir la toxicidad en los tejidos sanos. En particular, las altas tasas de dosis permiten realizar de manera óptima los tratamientos de forma que el paciente recibe mayor dosis por sesión, lo cual supone un ahorro de días de tratamiento para los pacientes. También se ve beneficiada la reirradiación de pacientes previamente tratados al reducirse la dosis a tejidos sanos.