Investigan a 16 personas por furtivismo en la costa de A Coruña

Marisco enterrado en una mochila_Cedida.

Agentes del Grupo ERPOL de la Policía Autonómica de Santiago en colaboración con Guardacostas procedieron a la investigación de 16 personas por furtivismo.

El dispositivo comenzó en octubre tras las informaciones anónimas recibidas por parte de la Cofradía de Pescadores de A Coruña para advertir de que furtivos conocidos de la zona del Portiño estaban extrayendo a percebe de forma ilícita en el litoral próximo a la ciudad herculina.

Este operativo dio como resultado 17 personas identificadas, 5 vehículos inspeccionados, y 16 investigados con diligencias que fueron remitidas al Juzgado de Guardia de A Coruña .

Este grupo de personas ya habían sido identificadas en más ocasiones en los últimos años en distintos servicios de vigilancia por no respetar las cuotas, horarios, número de faenas diarias y medios para esta labor empleando la licencia legal de uno de ellos. La captura de ejemplares sin respetar las tallas mínimas está esquilmando la zona y hace imposible su regeneración.

En los distintos controles realizados, los agentes descubrieron que entre las prácticas habituales de los investigados destaca la ocultación del marisco para evitar ser incautado. Así, se constató que la ocultación del marisco se realizaba en huecos naturales de difícil acceso para los servicios de vigilancia, en elementos del mobiliario urbano cómo contenedor de la basura o en los huecos del maletero del vehículo, además de enterrarlo debajo de los matorrales de la zona de la Torre de Hércules.

Se trata de técnicas llevadas a cabo sin tener en cuenta las medidas higiénico-sanitaras al tener el marisco almacenado durante horas hasta su traslado la otro lugar, y sin cumplir con la normativa vigente de extracción, manipulación, conservación y transporte del género, lo que supone riesgo de contaminación del producto y, por tanto, para la salud de las personas que consuman este marisco al final de la cadena alimentaria.