Karim dejó vientos de más de 150 km/h e inundaciones en varios puntos

Vimianzo estuvo inundado buena parte de la jornada del sábado.

  • La Agencia Gallega de Emergencias desplazó a Ponteceso el Grupo de Apoyo Logístico con una veintena de bombas de achique, entre ellas una para grandes caudales.

La borrasca Karim arrojó colectores y árboles, tiró vallados y tejados, obligando a cerrar parques y jardines. Problemas que fueron provocados ya no solo por el fuerte viento, que llegó a los 157 kilómetros por hora en algunos lugares, sino también por la gran cantidad de lluvia que cayó. Precipitaciones que provocaron asolagamientos en varios puntos, los más graves en Baio y en Vimianzo donde cayeron 109 litros por metro cuadrado.

En Carballo cayeron varios árboles a la carretera que comunica con Ordes, también en Oza, Sofán y Rus. Estuvieron cortadas dos carreteras que enlazan con Coristanco, a DP-1911 y a DP-1912. Hubo asolagamientos en la carretera que une Carballo con Portomouro. El caudal del río Anllóns estuvo al límite a su paso por la capital de Bergantiños.

Estado del río Anllóns a su paso por Carballo.

Vimianzo también se llevó una de las peores partes de la borrasca Karim, además del fuerte viento que sobrepasó los 135 Km/h, la capital de Soneira estuvo intransitable por diferentes puntos del casco urbano. Del mismo modo en Cee o en Camariñas tampoco se libraron, hubo inundaciones considerables en Xallas, Camelle o Area da Vila.

La Agencia Gallega de Emergencias envió equipos especiales de achique a Ponteceso.

En una de las entradas a Ponteceso, se informaba a los conductores de que posiblemente tendrían que buscar vías alternativas. La marea alta coincidió con las lluvias abundantes de la última borrasca. Los arroyos que atraviesan la localidad para desembocar en el Anllóns desbordaron y la avenida Eduardo Pondal se volvió a inundar. El agua entró descontrolada en las casas, en los garajes y en los negocios. La Agencia Gallega de Emergencias desplazó a Ponteceso el Grupo de Apoyo Logístico con una veintena de bombas de achique, entre ellas una para grandes caudales.

Asolagamento da rúa Eduardo Pondal no centro de Ponteceso.
La estampa amable nos la dejan los animales que se refugian en la ladera del Anllóns en Carballo, escapando de la riada.