Kiev alerta de una situación ‘extremadamente peligrosa’ en Zaporiyia


El presidente  de Ucrania, Volodímir Zelenski, ponía en situación al mundo con una serie de datos muy inquietantes:

«Este viernes, por primera vez en la historia, la central nuclear de Zaporiyia se detuvo, y se activó la protección de emergencia de las unidades de energía después de que los bombardeos rusos dañaran la última línea de funcionamiento de la salida de energía de la planta al sistema eléctrico ucraniano», explicaba el presidente Zelenski, que añadía que «los generadores diésel comenzaron inmediatamente a suministrar energía a la propia central nuclear para apoyarla tras la parada». 

«El mundo debe entender la amenaza que supone esto», alertaba Zelenski. «Si el generador diesel no se hubiera encendido, si la automatización y el personal de nuestra central no hubieran trabajado tras el apagón, ahora nos veríamos obligados a superar las consecuencias de una emergencia radiológica».

Moscú y Kiev se acusan mutuamente de los ataques que tienen lugar cerca del complejo y que podrían derivar en una auténtica catástrofe.