La alcaldesa de Vimianzo se remite al contexto sanitario y a la seguridad de los ciudadanos en el tema de la Feria

Mónica Rodríguez_Cedida

La alcaldesa de Vimianzo, Mónica Rodríguez, se remitirá al contexto sanitario y a la seguridad de los ciudadanos en el tema de la Feria del municipio. La regidora vimiancesa alude la que ‘no se puede hacer política de tan bajo calado, y sobre todo en un contexto como este. Es intolerable’, en alusión a la actitud del portavoz de Adelante Vimianzo, Manuel Antelo.

Este jueves tuvo lugar una manifestación delante de la Casa del Ayuntamiento, a la que acudieron unas veinte personas y que no representan ‘significativamente ni el sentir de los feriantes ni lo del pueblo de Vimianzo’, aluden desde el Ayuntamiento.En este sentido, la alcaldesa aclara que ‘desde el gobierno local seguimos abiertos al diálogo, ya que en la última reunión acordamos que se les remitiría a los comerciantes un documento de compromiso y nadie recogió el mismo.

Hace seis semanas que pueden ejercer su actividad, con una mayor seguridad para todos, y no comprendemos como unos se pueden acoger y otros rechazan esta opción’, argumenta la regidora. Mónica Rodríguez asegura que ‘desde el Ayuntamiento priorizaremos, sobre todo en verano, la seguridad del vecindario. Somos plenamente conscientes que desde la Xunta, y luego del levantamiento del estado de alarma, los criterios son más flexibles. Pero nosotros también hicimos un análisis exhaustivo y habilitamos un espacio en el que tanto vecindario como comerciantes están más seguros’, comenta.

Ante esta situación, tremendamente compleja, el grupo de la oposición Adiante Vimianzo, Manuel Antelo, no mostró en ningún momento su colaboración, sino más bien lo contrario. ‘Se dedicó a avivar un fuego no sabemos muy bien por que motivo, ya que tras conversaciones tanto con varias personas que trabajan en los puestos como de buena parte del vecindario, mostraron pleno convencimento del correcto desarrollo de la feria en el espacio habitual’.

La alcaldesa incide en que ‘es una solución provisional ante una pandemia mundial, no es un capricho político ni mucho menos personal. Tenemos que poner todas y todos de nuestra parte, y creemos que la situación ya es lo suficientemente delicada como para crear polémicas que no nos tocan en estos momentos’, sentenció la regidora. ‘Incidimos en la importancia de aclarar que nosotros no estamos culpando a los comerciantes y hosteleros, eso es una barbaridad. No se nos puede acusar de aprovecharnos de la situación, como venimos leyendo estos días a través de varios canales; tenemos que dejar de un lado el populismo y remar todas y todos en una dirección’.