La diplomacia de las mascarillas de China crea tensiones en Europa


La llamada «diplomacia de las mascarillas» ha puesto de nuevo el foco en las relaciones entre China y la Unión Europea.

El envío de material médico ha sido interpretado como una sutil forma de propaganda para mantener vivos los lazos comerciales en plena carrera comercial por el 5G.

Pero también ha creado tensiones entre algunos Estados miembros. En Italia se ha llegado a decir que China ha sido más generosa que la Unión Europea.

La Comisión ha salido al paso de estas acusaciones. «Recordemos que China solicitó ayuda a Europa y que respondimos enviando más de 50 toneladas de equipamiento por valor de 100 millones de euros. Ahora que Europa se ha convertido en el epicentro, China nos esta ayudando», ha explicado Thierry Breton, comisario europeo para el Mercado Interior. «Y también hay que señalar que Francia y Alemania han proporcionado más máscarillas a Italia que China. La solidaridad europea está muy presente».

Otro foco de tensión ha surgido en torno al origen del brote, teóricamente localizado en un mercado chino. Un grupo de eurodiputados ha pedido más rigor y más controles, en vista del acuerdo de inversión que la Unión Europa y China tienen previsto firmar antes de que finalice el año.