La Diputación de A Coruña apoya la construcción de un aparcamiento para 300 coches en Balarés


El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, se reunió con el alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido, para ratificar esta importante inversión, que viene a completar el trabajo de mejora continua que se está llevando a cabo desde el año 2016 en el área recreativa de Balarés. González Formoso reafirma su apuesta por transformar Balarés “en un bien para toda la provincia, que sirve para disfrutar de una playa de bandera azul, para organizar una comida al aire libre, pero que también es un espacio cultural cargado de historia y de simbolismo”.

El nuevo aparcamiento estará situado en una parcela de 34.000 metros cuadrados, adquirida previamente por la Diputación con un presupuesto de 82.000 euros. “Sumando estos dos proyectos de compra de la parcela y construcción del aparcamiento con la fosa séptica que se hizo este año, la limpieza y el repintado de las plazas para personas con movilidad reducida, se alcanza una inversión en Balarés que supera los 530.000 euros”, explicó el presidente provincial.

Además, a día de hoy la Diputación está llevando a cabo trabajos de mantenimiento del pinar de Balarés. Una actuación que permitió retirar 46 eucaliptos y también acondicionar y sanear los pendientes para mejorar su salud y garantizar la seguridad de los usuarios y usuarias de este espacio.

El alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido expresó “un mensaje de agradecimiento, en nombre de los vecinos y vecinas del Ayuntamiento, a Valentín González Formoso por su apuesta decido por Balarés y por nuestra comarca”. “Estamos satisfechos con que la Diputación apueste por su patrimonio, por mantenerlo, por desarrollarlo y dotarlo de infraestructuras”, añadió.

La obra de construcción del aparcamiento que viene de ser aprobada en el pleno provincial consistirá en una intervención blanda, perfectamente integrada en el entorno ambiental de la zona, en un espacio parcelario sin aficiones ambientales para el proyecto que se pretende llevar a cabo, creando 300 plazas y eliminando el tráfico rodado en la vía de entrada a la playa.