La Ley de recuperación de la tierra agraria facilitará superficie a quién la desee trabajar


Este sábado entró en vigor la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia hacia facilitar superficie a quién la desee trabajar. Esta Ley recoge el marco general para la gestión de la tierra agroforestal, su ordenación de usos y el fomento de su recuperación. El fin que se persigue es poner a producir las tierras ahora abandonadas e infrautilizadas y aportarle base territorial suficiente a aquellas explotaciones existentes que la precisan. Según medio Rural, “una caja de herramientas para tratar de alcanzar el objetivo fundamental de poner en valor nuestra tierra”.

Esta ley promueve la continuidad de las explotaciones y la buena gestión de las tierras que las conforman. Todo esto hará posible anticiparse a los fuegos forestales, trabajar por la recuperación demográfica y por el asentamiento en el rural y mejorar la calidad de vida de la población. Además con esta norma se contemplan soluciones a la dispersión y al pequeño tamaño de las parcelas, que comporta dificultades técnicas para el cultivo mecanizado. El enorme grado de desconocimiento de la titularidad de los predios complica los procesos de movilización, por lo que la ley facilitará mucho en este caso su gestión.

La nueva norma regirá un conjunto de instrumentos voluntarios para movilizar la tierra, que convivirán con la declaración de nuevas concentraciones parcelarias en lugares en los que haya iniciativa agrícola y ganadera. Entre ellos destacan los polígonos agroforestales, las aldeas modelo y las agrupaciones de gestión conjunta, que “garantizan la seguridad jurídica para propietarios y destinatarios, así como la rentabilidad”.