La operación relámpago para invadir Ucrania se ha convertido en una guerra de trincheras


Han pasado cien días desde el estallido del conflicto y el presidente ucraniano Volodímir Zelensky ha lanzado un mensaje de esperanza desde las afueras del palacio presidencial en Kiev. «Nuestro equipo es mucho más grande. Las Fuerzas Armadas de Ucrania están aquí. Y lo más importante, el pueblo, la gente de nuestro Estado está aquí, defendiendo a Ucrania desde hace ya 100 días. La victoria será nuestra. Gloria a Ucrania», ha dicho Zelensky. Cabe destacar que desde que Rusia se retiró del norte de Ucrania y se centró en el Donbás, sus tropas avanzan lenta pero inexorablemente en el este del país. Tras semanas de bombardeos, Rusia controla la mayor parte de Severodonetsk, la capital ucraniana de Lugansk. También se ha hecho con casi toda la provincia de Donetsk, pero hay quien piensa que no bastará. Según las autoridades ucranianas, Rusia ya controla una quinta parte de su territorio. Sin la ayuda de las armas avanzadas occidentales, dice su presidente, será muy difícil recuperar el terreno perdido.