Prudencia en la asistencia masiva a los cementerios

Imagen del cementerio de Noicela, Carballo. En perfecto estado para la ocasión.

Tras el aviso de alarma por Covid-19, las visitas a los camposantos han sido este año escalonadas, pero aún así hubo momentos de concentración masiva de personas para entrar y salir de visitar a sus seres queridos en los cementerios. La ausencia de lluvia y las agradables temperaturas reinantes han contribuido a que los nichos luzcan en todo su esplendor, repletos de flores, velas y oraciones a su alrededor. Tal y como manda la normativa, los asistentes han cumplido con todas las medidas de seguridad, mascarilla, lavado de manos, distancia de seguridad y aglomeraciones controladas no superiores a cinco personas, no convivientes. Este sábado la mayoría de los camposantos ya estaban perfectamente equipados, lo que evitará aglomeraciones de última hora este domingo y el lunes.