La Tarjeta Básica impulsada por la Xunta lleva beneficiado a 870 familias de la Costa da Morte


Fue puesta en marcha el pasado mes de julio para atender a las personas más vulnerables frente a los efectos socioeconómicos de la crisis sanitaria de la covid-19, y lleva beneficiado a 870 familias de la Costa da Morte.

Los ayuntamientos incluidos dentro de esta zona son: Cabana de Bergantiños, Camariñas, Carballo, Carnota, Cee, Coristanco, Corcubión, Dumbría, Fisterra, A Laracha, Laxe, Malpica, Mazaricos, Muxía, Ponteceso, Vimianzo y Zas. En el conjunto de Galicia, el número de tarjetas emitidas es de 22.000, en las se lleva invertido 14,5 millones de euros.

La Tarjeta Básica fue ampliada hasta junio del año 2021, con una vigencia máxima de nueve meses por unidad. El importe de esta ayuda depende del número de miembros de la unidad familiar. En el caso de los hogares unipersonales a ayuda es de 150 euros mensuales, para los hogares con dos miembros es de 200 y para las familias con tres miembros o más la ayuda llega a los 300 euros mensuales.

Ayuda ágil, que no estigmatiza

Se trata de una actuación pionera que busca dar una respuesta ágil y urgente a las familias, ya que su período máximo de tramitación es de 72 horas desde que se solicita. Su objetivo es prestar apoyo en la compra de productos básicos de alimentación, higiene y farmacia.

Por otro lado, esta tarjeta representa una actuación coordinada al implicar en su gestión a la Xunta, a los servicios sociales municipales y a las entidades sociales como Cruz Roja, encargada de su tramitación. Además, no estigmatiza ya que al tener forma de tarjeta de crédito que se recarga mes a mes, sus usuarios no tienen que hacer colas ni acudir a un establecimiento específico para obtener los productos.