La UE suspende el acuerdo sobre visados con Rusia


Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han decidido suspender totalmente el acuerdo de visados de 2007 con Rusia e intensificar el escrutinio sobre las futuras solicitudes presentadas por los turistas rusos. La decisión, tomada en respuesta a la invasión de Ucrania, no llega a la prohibición total de visados que piden los países vecinos de Rusia, que se ven especialmente afectados por la llegada de viajeros rusos por vía terrestre.

Se espera que la suspensión del acuerdo dificulte considerablemente el proceso de solicitud de visados, haciéndolo mucho más caro, pesado y extenso para los ciudadanos rusos que planean visitar el bloque. «Va a ser más difícil y más largo, y en consecuencia el número de nuevos visados se reducirá sustancialmente», ha explicado Josep Borrell, jefe de la política exterior de la UE, al final de una reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores en Praga.

Los pasaportes emitidos por las autoridades rusas dentro de los territorios ocupados de Ucrania no serán reconocidos en el territorio de la UE, ha detallado el diplomático. Los ministros también han encargado a la Comisión Europea que examine los cientos de miles de visados en poder de ciudadanos rusos que siguen en circulación.