La Unión de Federacións Deportivas Galegas teme una hecatombe


La Unión de Federacións Deportivas Galegas (Ufedega), considera excesivas algunas de las limitaciones puestas en práctica por el coronavirus. Ufedega advierte del peligro de quiebra de las federaciones asociadas, así como la posible desaparición de clubes y gimnasios si no se adecúan los protocolos.

«El deporte gallego está pasando uno de los momentos más difíciles de su historia», comentan los responsables de Ufedega en un comunicado, que admite el «escenario económico incierto» y los «retos» que la pandemia implica.

La asociación afirma: «Nos encontramos con una paralización de la práctica deportiva de contacto y de combate aficionado que ya va más allá de los seis meses y que es difícil de soportar para las federaciones y nuestros clubes», que «se encuentran en una grave situación de viabilidad». Y matizan: «Es una realidad difícil de entender para el deporte, ya que no hay ninguna otra prohibición de tal calibre en ningún sector de la sociedad».

La Unión de Federacións Deportivas Galegas manifiesta «la necesidad de salvar y pelear por el presente y futuro del deporte federado de Galicia». Piden «ayuda, empatía y soluciones» para un sector cuyo peso supone el 2,63% del PIB gallego, del que dependen 272.000 deportistas, más de 15.000 familias y que proporciona ingresos recurrentes a 2.300 empresas.

Las diecisiete federaciones afectadas -el 70 de las licencias deportivas en Galicia-, las entidades y los deportistas han estado trabajando durante meses en protocolos para recuperar la actividad. Piden regresar «con la máxima seguridad sin perder la esencia de sus disciplinas, con cautela y respeto, pero sin miedo».

Exigen a las autoridades que tengan en cuenta esta situación y que se coordinen para elaborar un protocolo marco. Y estiman que si en las dos próximas semanas no se pone fin a la paralización de la actividad, la inactividad se prolongará ya hasta 2021, lo que supondrá en la práctica la desaparición de numerosas entidades.