La Unión Europea importará electricidad de Azerbaiyán a través de un cable submarino


Los jefes de Gobierno de Rumanía, Hungría, Georgia y Azerbaiyán firmaron este sábado en Bucarest en presencia de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, un acuerdo para la construcción de un cable submarino para aprovisionar a Europa con electricidad de Azerbaiyán. El cable submarino unirá Azerbaiyán con la Unión Europea a través de Georgia y el Mar Negro. La electricidad llegará primero a Rumanía y de allí a Hungría y el resto de Europa.

La Unión Europea espera que el cable submarino repercuta también en beneficio de la República de Moldavia y de Ucrania, que han visto comprometida su seguridad energética por los cortes de suministro de Gazprom y los bombardeos rusos contra la red eléctrica ucraniana.

«Desde el comienzo de la guerra rusa, hemos decidido abandonar los combustibles fósiles rusos y diversificar nuestras opciones hacia socios fiables en el ámbito energético, como los presentes en esta mesa. Y está funcionando», el proyecto hará de Georgia, un país que aspira a entrar en la UE, un punto de interconexión energética regional que lo integrará en el mercado de electricidad europeo, dijo Ursula von der Leyen.