La Xunta aborda con el sector un plan de hosteleria segura


El protocolo se abordó en una reunión entre el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda; la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana; y el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña con representantes de asociaciones de empresarios de hostelería y restauración.

El plan trasladado al sector se basará en tres pilares: máxima seguridad en el acceso a los establecimientos, máximo seguimiento de posibles brotes y máximo control en el cumplimiento de las normas.

Así, por una parte, con el objetivo de garantizar la seguridad en el acceso, los negocios de hostelería deberán indicar en la entrada al local el límite máximo de aforo para que los clientes sepan se pueden acceder y, en el interior, cumplir la distancia de 1,5 metros de separación entre las mesas.

Además, el Gobierno gallego trabajará en la puesta en marcha de un sistema de registro de las entradas de los clientes, es decir, un sistema de rastreo que permita localizar de manera ágil y sencilla aquellas personas que estuvieran en contacto en el local con un positivo por covid-19 y ante un brote poder proceder a su aislamiento.

En tercero lugar, la Xunta llevará a cabo un plan de control para garantizar el máximo cumplimiento de las normas adoptadas por las autoridades sanitarias para prevenir la covid-19 en los establecimientos de hostelería. Para ejecutar este plan precisará de la colaboración de los ayuntamientos y entre las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El proceso de desescalada de las restricciones sanitarias en la hostelería se evaluará en las reuniones del comité clínico una vez analizada la tendencia de la evolución de los datos.