Las atracciones de feria ya pueden instalarse en lugares con un nivel medio y medio bajo de covid


Luego de los contactos mantenidos con la Vicepresidencia segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación, las principales peticiones de este sector en materia de aforos, higiene o limpieza, acaban de entrar en vigor este sábado 22 de mayo.

Así, aunque se mantiene el cierre de esta actividad en los ayuntamientos con niveles de restricción máxima y alta, en aquellos con un nivel medio y medio bajo se podrán instalar atracciones de feria cumpliendo con una serie de medidas que se adaptan a las necesidades trasladadas por el propio sector.

En los espacios en los que se instalen se respetará la distancia de seguridad interpersonal y las medidas de higiene exigibles a cada actividad. Así, en los espacios comunes de tránsito se respetará la ratio de una persona por cada tres metros cuadrados de superficie útil descontando la ocupada por las estructuras. Además se deberá señalizar el espacio en el que se realicen las atracciones para facilitar puntos diferenciados de entrada y salida que estarán identificados con claridad.

Por otra parte, la autoridad sanitaria local verificará el respeto de la capacidad en los espacios comunes y adoptará medidas para evitar aglomeraciones. También se establecerán medidas para mantener la distancia de seguridad interpersonal en las atracciones y puestos instalados.

En el caso de atracciones en las que quede garantizado en todo momento el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal entre las personas usuarias, podrán ocuparse las plazas disponibles. En caso contrario, en las atracciones con asientos se reducirá al 50% el número de plazas de cada fila si no se puede asegurar la distancia de seguridad interpersonal (excepto en el caso de convivientes); y en las atracciones que no tengan asientos incorporados la capacidad máxima será del 30%.

Además, se dispondrán dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes en cada una de las atracciones. Estas deberán aplicar las medidas de limpieza y desinfección adecuadas al tipo de actividad, frecuencia y condiciones de uso con especial atención a las superficies de contacto directo. En todo caso, cada atracción se someterá a una limpieza al final de cada jornada de uso. Se evitarán las piscinas de bolas pudiendo dedicarse el espacio correspondiente a otra actividad lúdica para el público infantil.