Las fuerzas de seguridad extreman la vigilancia para evitar incumplimientos en las normas sanitarias

Imaxe de arquivo de membros dos corpos de seguridade do Estado

Las fuerzas de seguridad extreman la vigilancia este fin de semana en Galicia para evitar aglomeraciones de personas e incumplimientos en las normas de seguridad. Así se acordó en una reunión de coordinación de seguridad presidida por el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, y a la que asistieron también por vía telemática el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña; el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; el presidente de la FEGAMP, Alberto Varela, y representantes de los mandos policiales.

En el encuentro, se subrayó que en las denuncias presentadas por los ayuntamientos pequeños y medianos que tramita la Xunta, el botellón es la tercera causa más común en las infracciones, por detrás de no llevar la máscara y de fumar sin respetar las normas. Las decisiones, como todas las que se toman en Galicia en relación con la pandemia, están avaladas por el comité clínico. “Hasta ahora se demostró que era el camino correcto”, indicó el vicepresidente primero, quien recalcó que las sanciones eran siempre “el segundo paso” y apeló a la responsabilidad individual, recordando que los botellones están prohibidos y que las normas sanitarias impiden la concentración numerosa de personas en la calle.