Las obras en el Puente de Baio hacen necesario un corte de tráfico a partir del lunes


Las obras de acondicionamiento del Puente de Baio, en Zas, harán necesarios ajustes en la planificación del tráfico con el cierre de la circulación a partir del lunes para acometer los trabajos de demolición.
Una vez realizadas las catas, los técnicos constataron que los voladizos de las aceras tienen mayor dimensión de la prevista, con un contrapeso sobre el puente, por lo que para demolerlas con seguridad hace falta cortar el tráfico.
Estas circunstancias técnicas obligan a modificar la planificación de tráfico inicialmente diseñada durante la ejecución de las obras. Los ajustes en el cronograma previsto ya fue trasladado a los Ayuntamientos de Zas y de Vimianzo.
El próximo lunes comenzará la primera fase de la nueva planificación de obras y de afección al tráfico, que abarcará la demolición del contrapeso, la acera y la excavación para la reposición de los servicios afectados. Esta etapa, que se prolongará hasta el 17 de julio, precisará del tráfico completamente cerrado y permitirá un paso habilitado para peatones.
Desde el 18 hasta el 28 de julio se prevé el trabajo de reposición de los servicios de telecomunicaciones, dejando abierto el tráfico con un carril alternativo para vehículos, regulado con semáforos y un paso para peatones.
La segunda fase, de 29 de julio a 13 de agosto , se centrará en uno de los estribos. La circulación estará abierta con un carril alternativo para vehículos regulado con semáforos y un paso para peatones.
La tercera etapa, del 17 a 20 de agosto , contemplará la demolición de mampostería aguas abajo y precisará el tráfico completamente cortado y un paso para peatones.
La cuarta fase, de 23 de agosto a 3 de septiembre , incluirá la preparación del asiento, la colocación de losetas y la ejecución de juntas. Para esto, será necesario el cierre del tráfico, con un paso para peatones.
En la última fase, entre el 6 y el 24 de septiembre, los trabajos pondrán el foco en los pavimentos, en la señalización, en los pretile y en los finales. El tráfico estará abierto, con dos carriles para vehículos, con cortes puntuales y un paso para peatones por uno u otro margen, en función de las tareas.