Las Policías, Guardia Civil y el Ejército vigilarán los montes de Pontevedra frente a los fuegos


Las Policías Autonómica y Nacional, la Guardia Civil y el Ejército se desplegarán de manera planificada por toda la provincia de Pontevedra para realizar labores de vigilancia, prevención y control frente a los fuegos forestales a partir de este viernes 1 de julio, fecha en la que comienza la época de alto riesgo.

Así, la Policía Nacional, con la colaboración del cuerpo autonómico, se encargará de la vigilancia en esta materia en los municipios de Pontevedra, Marín, Vigo y Vilagarcía de Arousa, mientras que la Policía Autonómica tendrá presencia en hasta 27 ayuntamientos para estas tareas con agentes en Lalín, Silleda, la comarca del Salnés, la subzona del bajo Ullán, Poio, Vilaboa, Caldas de Reis, Puertas, la zona norte del Condado-Paradanta y Mos.

Los restantes 34 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra le corresponderán a la Guardia Civil, aunque en el caso de los nueve municipios de las comarcas del Condado y A Paradanta, que es el entorno más complejo de la provincia en esta materia, habrá un importante refuerzo con patrullas terrestres del Ministerio de Defensa.