Las restricciones deslucen la feria de Paiosaco y la Milagrosa de Carballo

Foto.- dpm.

Dos grandes eventos que en condiciones normales serían un abarrote de gente, más todavía con el buen tiempo que nos está tocando vivir a principios de este mes de septiembre, se han visto claramente mermados en asistencia de público. Unas cuatrocientas personas se pasaron igualmente este domingo por la feria de Paiosaco, que en condiciones normales podrían ser cuatro mil o más. En Carballo, los días grandes de las fiestas de la Milagrosa pasaron prácticamente a ser días normales, sin alfombras, procesiones o verbenas, tan solo la misa principal del domingo congregó algo de público, pero aún así menos de cien personas. También continúa el goteo de peregrinos, tímidamente, hacia los Milagros de Caión y la Barca de Muxía, que en condiciones normales entrarían, con todo su esplendor, esta semana en su semana grande.