Llega el juicio por los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils


Se inicia uno de los juicios más esperados, el de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, de agosto de 2017. El proceso empieza este martes en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. En el banquillo de los acusados se sientan tres hombres de nacionalidad marroquí: Mohamed Houli Chemlal, para quien la fiscalía pide 41 años de cárcel; Driss Oukabir, para quien se piden 36 años; y Ben Said Ben Iazza, para quien se solicitan ocho años de prisión. La mayoría de los integrantes de la célula yihadista murieron antes o después de los ataques.

La pesadilla comenzó el 17 de agosto, de hace tres años, en Las Ramblas de Barcelona, con un atropello masivo con una furgoneta. Horas después hubo otro atropello en Cambrils. Los atentados se improvisaron al frustrarse los planes de colocar explosivos en la basílica de la Sagrada Familia de la Ciudad Condal.

En total, murieron 16 personas, entre ellas dos niños de siete y tres años. Las víctimas del 17-A están decepcionadas. La Fiscalía no plantea el delito de asesinato para los tres acusados, ya que no fueron autores materiales. Algunas acusaciones particulares sí lo hacen. Piden condenas superiores a los 2.000 años de cárcel y la prisión permanente revisable para dos de los acusados.