Los 27 pactan un embargo parcial al petróleo ruso que entrará en vigor a finales de año


Los líderes de los Veintisiete defienden la importancia del recién pactado embargo al petróleo ruso, a pesar de la excepción que ha conseguido Hungría y que ha acabado por debilitar el acuerdo. La prohibición solo se aplicará a las importaciones de petróleo por vía marítima y no a las recibidas por oleoducto. Voces críticas señalan el calendario acordado para la eliminación, que se prolonga hasta finales de año y que creen que da al Kremlin demasiado tiempo para seguir con su invasión de Ucrania. Sin embargo, el presidente francés, Emmanuel Macron, se mantiene firme en la defensa del acuerdo. Tras el acuerdo por el petróleo, el gas ruso es la única fuente de energía clave que sigue sin verse afectada por las sanciones. La próxima pregunta para los líderes europeos es saber cuando llegarán las siguientes medidas contra Rusia. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha vuelto a señalar a Rusia. «El hecho de que se esté produciendo una grave crisis alimentaria es sólo culpa de la guerra injustificada de Rusia. Sin esta guerra no la tendríamos, concluyó.