Los díscolos de Ponteceso no entienden la falta de dinero para continuar con el Plan de Emprego Social

Imagen de archivo de los díscolos junto con el alcalde (4º por la derecha), Lois García Carballido

Los exconcejales «rebeldes» del gobierno de Ponteceso, expulsados por la Ejecutiva Provincial del PSdG el pasado mes de enero, han emitido un comunicado donde expresan su disconformidad con las declaraciones del alcalde de la localidad, Lois García Carballido, y la pérdida de dinero del POS+ 2021. “La vinculación que está haciendo el señor Carballido entre la no aprobación del POS+2021 y la no continuidad del Plan de Emprego Social, más allá del 30 de mayo de este año, es una artimaña política más de una persona que no tiene más interés que mantenerse en la alcaldía para el beneficio propio y de sus amigos”, señalan los díscolos.

Segundo indican en el escrito, el 8 de octubre del año 2020 el Ayuntamiento de Ponteceso anunció en su página oficial de Facebook la convocatoria del primer Plan de Emprego Social 2021 en la localidad. En esa publicación se explica que “gracias al ahorro en gastos de personal, por ejemplo, con la renuncia al salario del alcalde de Ponteceso, se puede financiar un plan de empleo que va a beneficiar como mínimo a 10 trabajadores/as durante seis meses, y formar una bolsa de empleo para futuras contrataciones, según vayamos disponiendo de recursos”. Los ahora expulsados del gobierno local entienden que la partida presupuestaria reservada para el pago de los salarios del alcalde y de los concejales “iba a ser usada para pagar los salarios de los beneficiarios del plan”.

Sin embargo, se muestran confusos por el pleno celebrado el pasado jueves, día 4 de febrero, en el que el regidor “culpa a los miembros de la oposición de la imposibilidad de seguir adelante con el plan de empleo puesto que su rechazo a la propuesta del POS+2021 propicia la pérdida de 100.000€ que, teóricamente, estaban destinados a los salarios de las personas beneficiadas de esta iniciativa social y laboral”.

Tomando como punto de partida la publicación hecha por el gobierno local, el Ayuntamiento de Ponteceso “no necesita de esos 100.000€ para poder prolongar el Plan de Emprego Social más allá del 30 de mayo”, destacan los díscolos, ya que “de emplear la partida presupuestaria de los salarios del alcalde y concejales para esta finalidad el ayuntamiento dispondría de una liquidez mínima de 123.918€ para pagar los salarios de estos trabajadores, siempre y cuando el alcalde no empleara ese dinero para otros fines que nada tienen que ver con el destino inicial del plan”.

Nota facebook Ponteceso