Los efectos de la ómicron se reducen en un 80% con las vacunas de refuerzo


  • Ómicron tiende a afectar más al sistema respiratorio superior, frente a variantes anteriores que atacaban el tracto inferior.

La protección de las vacunas ante posibles formas graves de COVID ha bajado con la variante ómicron del coronavirus a un 50%, aunque con dosis de refuerzo ese porcentaje aumenta al 80%, ha indicado este sábado la Organización Mundial de la Salud (OMS). En su sexto informe actualizado sobre la variante ómicron, la OMS indica que la nueva cepa se ha detectado ya en 171 países de todo el planeta, y concluye que su capacidad de evadir la inmunización que proporcionaban las vacunas o los anticuerpos de pacientes recuperados ha contribuido a su fuerte transmisión global.

El riesgo en la pandemia debido al auge de ómicron sigue siendo «muy alto», reitera el organismo con sede en Ginebra, quien concluye que se conserva principalmente la eficacia de las vacunas ante formas graves de la enfermedad, aunque no tanto contra la infección. No parece sin embargo que los sistemas habituales de detección del coronavirus, tanto las pruebas PCR como los tests de antígenos, sean menos eficaces con ómicron con respecto a anteriores variantes del coronavirus SARS-CoV-2, indica el informe.