Los talibanes piden a los que huyeron que vuelvan a Afganistán


Los talibanes y sus simpatizantes han celebrado este lunes su primer año en el poder en Afganistán, pero la retirada de la ayuda internacional y el aislamiento del régimen han deteriorado gravemente la economía y la política del país. El año en el poder desde que tomaron el control de Kabul el 15 de agosto de 2021 se ha visto marcado por la falta de reconocimiento de una comunidad internacional alarmada por las crecientes restricciones impuestas por los fundamentalistas. El primer ministro del Gobierno interino de los talibanes, el mulá Hassan Akhund, llamó este lunes a la comunidad internacional a «reforzar sus relaciones» con Afganistán, en el primer aniversario de la toma del poder de los fundamentalistas.