Luz verde al Plan de reactivación económica y social de A Coruña por más de 13 millones de euros

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey_Ayuntamiento

  • El documento, que contó con el apoyo de todas las fuerzas políticas, servirá para mantener el tejido socioeconómico de la ciudad y proteger el vecindario más vulnerable

El Pleno aprobó este lunes por unanimidad el modificativo de crédito necesario para poner en marcha el Plan de reactivación económica y social de A Coruña (PRESCO), con un presupuesto de más de 13 millones de euros destinados a afrontar la crisis ocasionada por la COVID-19.

El documento, que contó con el apoyo de todas las fuerzas políticas, servirá para mantener el tejido socioeconómico de la ciudad y proteger el vecindario más vulnerable. La alcaldesa, Inés Rey, agradeció a las portavoces y a los portavoces el trabajo que realizaron, en especial al personal del área de Economía y Hacienda por sacar adelante el expediente, y señaló que la Corporación “puede salir de este Pleno con la cabeza bien alta, algo que no pueden hacer otros políticos de otras instituciones”.

El portavoz del Gobierno local, José Manuel Lage, aseguró que A Coruña es la ciudad gallega que destina más fondos a la reconstrucción social y económica. Una medida que supone un grande esfuerzo, ya que “el Gobierno local asume competencias que en el son propias de las administraciones locales para llevar a cabo un plan ambicioso que permitirá hacer frente a las consecuencias de la pandemia”.

Lageo explicó que se establecerá un plazo mínimo de 8 días para presentar alegatos al modificativo y que el Gobierno recurre al artículo 175 de la Ley de haciendas locales en la tramitación del Modificativo del Presupuesto para aprobar el PRESCO para acortar los trámites. Esta vía posibilita usar los fondos del modificativo de crédito y evitar un mes más de tramitación.

El presupuesto procede de bajas de crédito en diferentes aplicaciones que se estima que se pueden aminorar sin detrimento de los servicios a los que fueron adscritas en un principio (8,9 millones de euros) y del remanente líquido de Tesorería para gastos generales (4,2 millones). El plan se articula en tres ejes; 2,4 millones para servicios sociales, 8,9 millones para ayudas a personas autónomas y PYMES, y 1,9 millones para mejorar los servicios municipales.