Macron defiende su propósito de «jorobar a los no vacunados»


El presidente francés, Emmanuel Macron, se reafirma en sus polémicas declaraciones en las que afirmaba querer «jorobar» a quienes no se vacunen contra la COVID-19. El lenguaje utilizado por el presidente francés y la dureza del planteamiento han provocado un gran revuelo en los medios de comunicación y entre la oposición política, que retrasó los planes del Gobierno de aprobar un polémico pasaporte de vacunación. Pero a quién más ha molestado es a quienes se resisten a ponerse la vacuna contra la COVID-19. El pasaporte de vacunación será necesario para entrar en bares, restaurantes y lugares de ocio. Se estima que unos cinco millones de franceses no se han vacunado todavía contra la COVID-19. Sin ese pasaporte, les será muy difícil llevar una vida normal.