Máximo nivel de alerta en Sídney por el fuego

Las autoridades australianas declaran en la zona Sídney la situación catastrófica, el máximo nivel de alerta, mientras luchan contra cientos de incendios en todo el país. Al menos cuatro personas han muerto en los últimos dos días, dos de ellos bomberos.

La mayor ciudad australiana se encuentra asfixiada por una nube de humo tóxica con temperaturas de hasta 47 grados centígrados.

El fuego, a solo 130 kilómetros de distancia, acecha la localidad desde el norte, el sur y el oeste.

Una veintena de bomberos y varios policías han resultado heridos.

La temporada anual de incendios ha comenzado este año antes de lo habitual tras un invierno seco. Unos tres millones de hectáreas se han quemado en los últimos meses, nueve personas han muerto y unas 800 viviendas han sido pasto de las llamas.