“Me dio un arrebato”, alega el acusado de matar a su mujer en Cabana de Bergantiños

La Audiencia Provincial de A Coruña acoge el juicio, que se prolongará durante los próximos días, por el crimen que tuvo lugar el 19 de agosto de 2018 en el municipio de Cabana de Bergantiños. El acusado, Julián G. P. de 56 años, está en prisión preventiva, desde entonces, por presuntamente dispararle tres tiros a su mujer, Ana Belén Varela, de 50 años, en la casa familiar de Cabana de Bergantiños, con un revólver que había traído de Suiza.

Este lunes, en la primera sesión del juicio, declaró que estaba borracho en el momento del crimen y que discutió con la mujer porque ella quería divorciarse para ir a vivir con su nueva pareja. Julián dijo que, “Pues yo me dio un arrebato y fui por la pistola y estaba allí en medio de la cocina y le pegué un tiro”.

El fiscal asegura que el acusado era totalmente consciente del que hacía porque antes de matarla, le envió un mensaje al hermano de la víctima donde le decía que ese era el día, y le pedía que había cuidado de los hijos. La defensa dice que ese mensaje fue posterior al crimen, que califica de homicidio y pide que se le aplique el atenuante de embriaguez.

La familia de la víctima denuncia maltratos psíquicos constantes. Manuel Ferreiro, abogado de la acusación particular “Simplemente lo que pasó fue que hizo con ella lo que quiso toda la vida y el día que ella dijo que marchaba de casa pues decidió matarla”. Las acusaciones piden 25 años de prisión por el asesinato con agravante de género, y tres más por posesión ilegal de armas cortas.