Mejorada la eficiencia energética de las islas de Cortegada y Sálvora


La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda mejoró la red eléctrica de Cortegada y Sálvora, dos de los archipiélagos que integran el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

La Xunta impulsó un proyecto para mejorar el suministro, a través de energía solar fotovoltaica, para conseguir una isla más sostenible e independiente energéticamente. Las obras consistieron en la potenciación de nuevas placas solares más eficientes y con nuevas batería de litio, que ofrecen una autonomía prácticamente del 100%. El importe de estas actuación se elevó a 36.000 euros.

Tanto la isla de Cortegada como la de Sálvora disponían de un suministro eléctrico híbrido, que consistía en una instalación solar fotovoltaica antigua, formada por cuatro paneles fotovoltaicos, y que quedó obsoleta.

Así, el Parque Nacional Islas Atlánticas proyectó una mejora energética, que incluye nuevos paneles solares de alta eficiencia (monocristalino Half Cut), un cargador inteligente, que combina las funciones de inversor, cargador solar y cargados de batería, de manera que ofrece apoyo de alimentación ininterrumpida.

También consta de un conjunto de cuatro baterías de litio (2,4 kilovatios), por lo que en conjunto ofrecen una capacidad de 9,6 kwh, de un soporte con protección térmica para albergar las nuevas baterías de litio y con capacidad para acoger hasta 8 unidades, y de un arranque automático (instalación eléctrica Sistema ATS) que va incorporado al cargador del grupo electrógeno, por si las baterías tienen una carga baja, y que el grupo actual no dispone de esta utilidad. Al mismo tiempo, las baterías de plomo ácido fueron reemplazadas por unas de litio, herméticas, ligeras y más eficientes.

Otras de las mejoras importantes introducidas en ambos archipiélagos son los paneles fotovoltaicos. Los existentes tenían una capacidad de 880 vatios y fueron sustituidos por una nuevos que tienen una capacidad global de un total 4.500 vatios a la hora, es decir, multiplican por cinco su capacidad de producción de energía.