Mejoras de la seguridad y el saneamiento en las calles Cruceiro y Cesareo Pondal, en Laxe


La Diputación de A Coruña sigue mejorando infraestructuras y servicios de los ayuntamientos de la provincia a través de su Plan Único. En esta ocasión, el ente provincial realiza a través de este programa una importante aportación de 99.360 euros para permitir que el Ayuntamiento de Laxe mejore la seguridad vial en las calles Cruceiro y Cesareo Pondal, y dote de nuevo saneamiento a esta última. Las tareas están en fase de licitación hasta el 8 noviembre.

La calle Cesareo Pondal transcurre paralela a la playa, encontrándose en su recorrido servicios públicos importantes como la Casa del Ayuntamiento, el centro de salud municipal, la biblioteca pública, las dependencias de la Guardia Civil y la Policía Municipal. Se trata, por lo tanto, de un lugar muy transitado por la población. Con el objetivo de adecuarla a las necesidades actuales de la ciudadanía, se acometerán varias actuaciones.

Por una parte, se ejecutará una nueva red de saneamiento con tubería de PVC en el tramo comprendido entre las calles José Vidal García y Travesía Atalaya, donde la red de fecales se encontraba en mal estado, produciéndose continuos atascos y algún caso puntual de vertidos esporádicos. La inversión provincial permitirá dar solución a esta problemática con la instalación de un nuevo sistema que partirá de un pozo existente próximo a la intersección con la calle José Vidal García y que se enlazará con el que está cerca del cruce con la Travesía Atalaya. El servicio se instalará en paralelo al existente, que se eliminará una vez funcionen las nuevas instalaciones, que dispondrán de siete nuevos pozos. El carril en el que se ejecutará esta medida será repuesto.

Además, con el objetivo de reducir la velocidad de los vehículos en la calle Cesareo Pondal, se crearán dos pasos de cebra elevados, uno próximo a la intersección con la vía José Vidal García y otro delante del centro de salud. De este modo, se busca mejorar la seguridad de los peatones y peatonas que discurran por la zona. También se proyectará otro paso de cebra en el cruce con la calle Atalaya. Dentro de las medidas de seguridad vial en el entorno, se repondrá un tramo de firme de 50 metros cuadrados en uno de los laterales del centro de salud, que en la actualidad está deteriorado.

En lo tocante a la calle Couceiro, que comunica la carretera AC-429 con la AC-433, se mejorará el firme de 260 metros de vía a través de una capa de MBC para incrementar la seguridad del espacio. Asimismo, se colocarán a cota las doce alcantarillas y las catorce tapas de registro existentes y se pintará nueva señalización. El plazo de ejecución estimado para llevar a cabo esta iniciativa es de dos meses.