Militares ucranianos se entrenan en el Reino Unido


En una llanura inglesa, en Salisbury, soldados del ejército británico adiestran a las fuerzas ucranianas para utilizar un cañón ligero L119, para disparar obuses. Hasta ahora Gran Bretaña donaba a Ucrania viejas armas con un alcance al blanco de poco más de siete kilómetros. Ahora las fuerzas británicas les entrenan para disparar misiles de largo alcance. Estos lanzacohetes pueden alcanzar objetivos a más de 80 kilómetros de distancia. Cientos de tropas ucranianas han sido entrenadas en las últimas semanas y miles más recibirán entrenamiento. Gran Bretaña está enviando mil millones de euros en apoyo militar a Ucrania, es el segundo mayor contribuyente, después de Estados Unidos. También es uno de los únicos nueve de los 30 miembros de la OTAN que cumplen el objetivo de la alianza de gastar el 2% del PIB en armamento y Defensa.