Miñones traslada como prioridad “garantizar la seguridad” en el viaducto de la A-6


El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, informó de las actuaciones del Gobierno para garantizar la seguridad, favorecer el tránsito y abordar la reconstrucción del viaducto de O Castro, en la autovía A-6, tras el accidente sin heridos producido el martes en sentido A Coruña a su paso por la provincia de Lugo. El delegado manifestó que el Ministerio de Transportes ha adoptado “todas las medidas necesarias para evitar mayores consecuencias y reducir las dificultades en la circulación” en la comunicación viaria entre Galicia y Castilla y León. 

José Miñones remarcó que “la prioridad número uno es garantizar la seguridad”. En ese sentido, indicó que el paso permanecerá cerrado en ambos sentidos: tanto los carriles de entrada a Galicia, que ya estaban clausurados por trabajos de reparación cuando se produjo el desplome, como los de salida, que no resultaron afectados. 

Para garantizar la circulación entre Galicia y la meseta, el Gobierno ha desviado el tráfico rodado por la carretera N-6. El Ejecutivo ha trasladado toda la información tanto a la Xunta de Galicia como a la Junta de Castilla y León, las dos comunidades afectadas, con las que mantendrá comunicación fluida sobre este dispositivo.