Moscú asegura que más de mil soldados ucranianos se han rendido en Mariúpol


Según el portavoz del Ministerio de Defensa del Kremlin, Igor Konashenkov, 1.026 soldados ucranianos se han rendido a las tropas rusas en Mariupol. La televisión rusa ha mostrado imágenes de decenas de combatientes en manos del enemigo. Kiev responde que unidades de la 36ª Brigada de Marines lograron abrirse paso y unirse al regimiento Azov. El Ejército ucraniano asegura que la batalla de Mariúpol continúa y reconoce que «el enemigo está llevando a cabo una ofensiva cerca del complejo metalúrgico de Azovstal y del puerto marítimo». Las últimas imágenes por satélite muestran edificios en llamas en la ciudad y un despliegue de tropas y vehículos blindados en el oeste de Rusia. Posiblemente, formen parte de la gran ofensiva en el Donbás, que podría comenzar en cualquier momento. El miedo ha vaciado ciudades como Slovyansk o Kramatorsk, donde 50 civiles murieron la semana pasada en un asalto a la estación de tren. Mientras tanto, aumentan las denuncias de ataques contra civiles y atrocidades presuntamente cometidas por soldados rusos. La OSCE acusa a Moscú de haber violado el derecho internacional humanitario. Los investigadores están reuniendo pruebas de presuntas masacres perpetradas en ciudades como Bucha o Borodyanka durante la ocupación.