Muere un niño de 13 años tras caer el muro del vestuario de un instituto de Ourense


Un estudiante de 13 años del instituto Julio Prieto Nespereira, ubicado en el barrio de O Vinteún en Ourense, murió este miércoles tras derribarse el muro del vestuario de este centro cuándo él salía de Educación Física, en el que cursaba el tercero curso de la ESO. Según informaron fuentes de la investigación, el trágico suceso ocurrió sobre las dos de la tarde, cuando se vino abajo la pared que separa los armarios de las duchas, derrumbamiento por consecuencia del cual el adolescente quedó atrapado. Otro joven, con lesiones en el tobillo, fue llevado al hospital. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de Bomberos, y de las Policías Local y Nacional, quien acordonaron la zona; así como psicólogos que prestaron asesoramiento y apoyo a la comunidad educativa. La titular del juzgado de instrucción número tres de Ourense, en funciones de guardia, autorizó el levantamiento del cadáver, ordenando la realización de la autopsia. También, según informó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, se acordó un informe técnico sobre el estado del muro y un reportaje fotográfico completo, aparte del mencionado precinto de la zona hasta que se determine que pasó.