Muxía mejorará el alumbrado, señalización y accesibilidad del santuario de la Virxe da Barca

Cedida.

Será con una inversión de la Diputación de A Coruña de 160.441 euros, financiados íntegramente a través del Plan Único. Se acometerán unas obras que mejorarán el alumbrado, la señalización y la accesibilidad del santuario y de su entorno, en una “apuesta por mejorar aun más un espacio tan emblemático, una referencia de la Costa da Morte desde el punto de vista histórico, patrimonial y turístico”, segundo señaló el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, que visitó la zona acompañado del alcalde Iago Toba y de los miembros del gobierno municipal para conocer los detalles del proyecto, que está en fase de adjudicación.

El alcalde agradeció el apoyo económico de la Diputación para hacer posible este proyecto, que ayudará a mejorar “el mejor escaparate de Muxía”, dotando de paneles y postes informativos a los puntos más emblemáticos del entorno ( mirador del Corpiño, fuente de la Pel, Sala del Perello…) “que permitirán a los visitantes conocer de manera muy intuitiva la importancia histórica y patrimonial de este enclave y su vinculación con el Camino de Santiago”.

Toba explicó también que se renovará por completo el alumbrado exterior tanto del santuario como de los caminos de acceso, con nuevas luminarias que irán encastradas en el suelo o en los muros de piedra del camino y que será “acorde con el entorno, realzando su valor monumental y la seguridad de los visitantes y vecinos que asistan la zona al atardecer o por la noche.”

Las obras incluirán además mejoras en la accesibilidad y en la seguridad vial en el entorno y un estudio para frenar el deterioro de la fuente de la Pel, que es de la época medieval y tiene una gran importancia histórica puesto que se trataba de un lugar de baño de los peregrinos antes de entrar en el santuario.