Natalia Prieto ahonda en la colaboración necesaria para la reconstrucción tras la crisis sanitaria


La directora general de Administración Local participó en Fisterra en el foro Mirando pola Terra, que en esta edición centró los relatorios en los retos a los que se enfrentan los ayuntamientos ante la nueva realidad tras la pandemia. Natalia Prieto abogó por la colaboración entre las Administraciones locales y la autonómica para lograr “la reconstrucción de Galicia tras la crisis sanitaria”.

La directora general de Administración Local, que abrió el programa de seminarios, debates y conferencias sobre temas de actualidad, reconoció la labor que están realizando los ayuntamientos gallegos en unas circunstancias muy difíciles, y destacó la colaboración de la Xunta con las entidades locales desde los primeros días de la pandemia con actuaciones como la entrega de material de protección, las iniciativas para la reactivación económica, el apoyo a los sectores más afectados, la realización de test de detección de la covid-19 a los miembros de las policías locales o la puesta en marcha de la gestión conjunta de la tramitación de los procedimientos sancionadores por incumplimiento de las medidas de prevención, entre otras.

Ante los retos futuros que se les presentan a los ayuntamientos, Natalia Prieto llamó la atención sobre la necesidad de delimitar las competencias de cada una de las administraciones, un debate que ya estaba abierto pero que la crisis convirtió en prioritario. Con cuyo objeto, la Xunta firmó un convenio de colaboración con la Universidad de Santiago con el objetivo de clarificar la distribución competencial entre administraciones.

Además de las actuaciones específicas relacionadas con la crisis sanitaria, la Xunta cuenta con una serie de planes anuales para ayudar a los ayuntamientos a mejorar la calidad de vida de sus vecinos, como el Fondo de Cooperación Local, con un presupuesto de casi 122 millones de euros; el Fondo de Compensación Ambiental, que permitió, hasta ahora, la cofinanciación de más de 2.000 proyectos por 99 millones de euros, o la Orden de infraestructuras de uso público, que movilizó desde el 2009 más de 36 millones de euros para más de 1.200 proyectos.

Esa colaboración debe agilizarse también en el plano local, y por eso, en las convocatorias de ayudas a ayuntamientos, la Xunta prioriza aquellos proyectos de gestión compartida, además de fomentar la fusión de municipios. Una política municipal colaborativa que seguirá fomentando para incrementar la efectividad en la prestación de los servicios a los vecinos.

Natalia Prieto apeló en Fisterra a la corresponsabilidad de todas las administraciones públicas gallegas como elemento estratégico para dar una respuesta global frente a la pandemia. “Debemos colaborar entre todos para conseguir ayuntamientos más sostenibles y menos dependientes en términos financieros”, aseguró en su intervención.