Obradoiro pospone la salvación tras caer por un punto


Perdía Obradoiro en su visita a Sevilla por 88 a 87 ante el Betis, en partido disputado el pasado domingo a las 17 horas en un Palacio Municipal de deportes de San Pablo sin público. En un encuentro muy disputado, de los catalogados como final por jugarse contra uno de los equipos que están abajo en la clasificación y qué, de haberse ganado, hubiese supuesto la cuasi salvación, en espera de confirmación matemática, dado el duro calendario que espera a los dos perseguidores más alejados y las escasas cinco jornadas que restan para acabar la temporada regular.

Las únicas buenas noticias fueron que Obradoiro salvó el basket average y que todos los de abajo, con excepción del Betis, perdieron sus partidos.

Arrancaba el encuentro en la capital hispalense con un ritmo frenético, tal y como se presumía por la trascendencia del mismo. Se llegaba al ecuador del primer cuarto con 12-15 para los visitantes, merced sobre todo al trabajo del omnipresente Enoch (23 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 28 unidades de valoración) otra vez mvp del encuentro, algo a lo que últimamente el americano con pasaporte armenio nos tiene acostumbrados. Y es que el juego de este rookie de 2,08 no deja de sorprender a propios y extraños, con un crecimiento absolutamente espectacular. Tras el paso por el banquillo de Enoch, el partido se ajustaba tras una serie de errores en el seno del equipo compostelano. Ndoye (11 puntos, 2 rebotes y 9 de valoración) sacaba beneficio de los fallos visitantes, mientras que el mejor local, Feldeine (22 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias y 21 de valoración) se mostraba resolutivo de cara a canasta. Precisamente se cerraba el cuarto 24-21 para los verdiblancos, tras una canasta suya sobre la bocina. 

En el segundo cuarto aparecía Birutis (8 puntos, 2 rebotes y 10 de valoración) para sostener al equipo, que aún no alcanzaba el tan necesario acierto en el lanzamiento exterior. Llegaba el partido a ponerse en tablas 30-30 tras canasta de Daum y le daba la vuelta el equipo visitante, 34-35 tras penetración, otra vez del de Nebraska y aprovechando Enoch el rebote para machacar el aro sevillano.

El partido estaba marcado por la igualdad, con pequeñas ventajas en uno y otro lado de la cancha. El segundo cuarto concluía con mayor acierto de los de Moncho Fernández, liderado por la conexión lituana Birutis-Beliauskas, para señalar el camino a vestuarios con una ligera ventaja gallega 41-44, tras llevarse el cuarto 17-23.

Tras el descanso, los béticos salieron con una marcha más y el partido se decantaba hacia su lado. Outtara saliendo de bloqueo anotaba de 2 para adelantar al Betis, 53-52 a 5:10 en el tercer cuarto. Por parte santiaguesa respondía Czerapowicz (14 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 13 de valoración), quien se deshacía de la dura defensa de Outtara y anotaba para pasar del 55-52 al 55-54, continuando la tónica de igualdad en el luminoso, restando 3:55. De ahí hasta el final del tercer cuarto, Obradoiro continuaba empeñándose en perder balones y en dar facilidades a los andaluces. Concluía el tercer acto con un sorprendente parcial de 27-15 para los locales, que dejaban el marcador en un peligroso 68-59.

Y llegamos al último acto con el Obradoiro, otra vez, poniéndose la capa de héroe. Minuto 22 y el equipo gallego que firma un parcial de 1-10, para dejar el electrónico en tablas, 69-69 en el minuto 32, con un excelso Ozmizrak (15 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 12 de valoración) en la dirección del timón santiagués. Los compostelanos remontaban con la velocidad del relámpago y Joan plaza se veía obligado a parar el partido.

Llegábamos al ecuador del último cuarto con 77-75 para Betis. Y todo abocado a decidirse en los últimos minutos. Los andaluces parecen poner tierra de por medio con un +6, pronto contrarrestado por el lado visitante con el protagonismo de un triple del base turco y 2 tiros libres de Enoch.

A poco menos de 1:45 para finalizar el partido, Daum posteaba con 84-83 tratando de anotar y ponerse por delante, produciéndose el robo clave de Kay, el cual desembocaría en un contrataque donde Feldeine le dobla el balón a Randle (19 puntos, 5 asistencias y 16 de valoración), quien libre de marca, clava el triple que parecía definitivo, 87-83 a 1:29. Sin embargo, Obradoiro fue capaz de volver a empatar el encuentro. Tras 2 tiros libres de Ozmizrak el partido quedaba en tablas, 87-87 y 4 segundos por jugar. Ahí, 2 tiempos seguidos de Plaza y uno de Moncho, señalaban la importancia que tenían esos 4 últimos segundos en el devenir final del encuentro.

Penetración de Randle y Beliauskas hace falta con décimas por jugar, que el instant replay de los colegiados transformaba en un segundo. Dos tiros libres para el base americano con nacionalidad ucraniana, fallando el primero y convirtiendo el segundo. Un punto arriba para Betis y un segundo para que Beliauskas lanzase un triple lejano que no tocó ni aro.

Final, 88-87 y Obradoiro con 10 victorias, que pierde una gran oportunidad de finiquitar la permanencia. La cual queda pospuesta para más adelante cuando restan 5 partidos por jugar. Siempre y cuando haya 2 equipos que no le alcancen. Guipúzcoa con 7 victorias y el average perdido, parece que no va a llegar. Por su parte, Bilbao con otras 7 pero el average a favor, tiene un final de campaña con un calendario muy complicado. Además de haber perdido el domingo en Valencia, 99-90, tras un esfuerzo encomiable. Aunque demostrando tanto su raza, como que va a vender cara su piel hasta el final.

Próxima estación, Fontes do Sar ante Andorra. El partido que se debía jugar entre semana contra el Barca ha sido aplazado por coincidir con play off de Euroliga. Por su parte, los del Principado de los Pirineos, si jugarán entre semana contra el Zaragoza y su estado, tras el covid, puede ser una incógnita. Pase lo que pase, el sábado 1 de mayo a las 18 horas hay una magnífica oportunidad para prácticamente sellar, en el caso de victoria, el título de la permanencia. Y olvidarse de las cuentas de la lechera.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO