Papá Noel Robertson regala la sexta victoria obradoirista


Kassius Robertson se vistió de Papá Noel y adelantó la Navidad en el Fontes do Sar a este domingo 20 de diciembre, con una importantísima victoria de Obradoiro por 102 a 91 ante Casademont Zaragoza, tras una actuación estelar. Y es que, el escolta canadiense se convirtió en el mvp del encuentro. Anotó la friolera de 37 puntos con un acierto de 9/14 en triples, 4 asistencias, 4 rebotes, para firmar 35 unidades de valoración. Sencillamente imparable y su actuación en el tercer cuarto pasará a los anales del basket compostelano como antológica.

Comenzaba el partido con un ritmo frenético. Ambos conjuntos se situaban en dobles dígitos, cuando apenas llevábamos transcurridos tres minutos de partido, 10-11. A partir de ahí impusieron su ley la dupla Robertson-Birutis y los compostelanos se distanciaban 9 puntos, 20-11, sin apenas concesión para los de Sergio Hernández. Reacción del banquillo visitante que sacaba a Thompson para dar consistencia a su juego interior, se comprimía el marcador tras “pájara” santiaguesa y un 2-10 de parcial para los aragoneses. A pesar de ello, Robertson apuntalaba a Obradoiro con un triple sobre la bocina del primer cuarto, dejando el luminoso con 28-23 para los de Moncho Fernández.

En el segundo cuarto, Zaragoza aumentó su intensidad defensiva pero pronto se vio cargado de faltas. Robertson aprovecho la coyuntura para cambiar el caudal anotador y pasar ahora a encestar desde la línea de personal.

 Czerapowicz anotaba 2 triples iniciando el cuarto y las alarmas aragonesas sonaban con fuerza. Apareció la figura de Dylan Ennis (29 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 32 de valoración) con triples, junto con el ajuste defensivo zaragozano, para limar la diferencia, 0-8 de parcial. No obstante, la citada acumulación de faltas visitante permitió a Obradoiro anotar tiros libres. Se cerraba el segundo acto con 10 puntos de diferencia para los gallegos, 47-37 y ambos conjuntos a vestuarios.

Tras el descanso, Obradoiro en general, y Robertson en particular, arrancaron el tercer cuarto en modo apisonadora. Las ventajas se disparaban, el canadiense metía todo lo que lanzaba y Zaragoza no era capaz de aguantar el vendaval compostelano.

El entrenador subcampeón del mundo con Argentina del Casademont Zaragoza, pedía tiempo muerto con 58-39 para tratar de contener el festival Obradoirista tras 2 triples consecutivos del de siempre, Robertson. Entró Brusino, cargado de faltas, mientras Ennis seguía encestando. Pero a Robertson, ya no le paraba nadie. Por si esto fuera poco, Birutis (19 puntos, 9 rebotes, 1 asistencia y 28 de valoración) se hacía el amo y señor de la pintura. Los argumentos santiagueses eran demasiados contundentes y Obradoiro era quién de ponerse con 27 puntos de diferencia en el casillero, 77-50. De ahí al final del show time hecho cuarto, intercambio de canastas con un modesto “lifting” aragonés y 85-61 en el luminoso. El cuarto se lo llevaban los compostelanos 38-24.

El último acto parecía misión imposible para los maños. Pese a todo, lo intentaron, y merced al trabajo de Sulaimon (12 puntos, 3 rebotes y 12 de valoración) y Ennis, el partido se ponía 95-84, reviviendo los viejos fantasmas de remontada visitante in extremis del jueves anterior. Barreiro (19 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia y 21 de valoración) porfiaba, penetraba y no se arrugaba. Todavía hubo más emoción cuando Sulaimon puso la renta por debajo de 10, tras un triple. Y es que la lesión de Pepe Pozas (3 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias y 13 de valoración), quien se torció un tobillo con bastante dolor, y el empeño local en no cerrar el encuentro, dejarían con cierto suspense lo que parecía más que visto para sentencia.

Falsa alarma y Álvaro Muñoz (10 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias y 13 de valoración) desde la línea de tiros libres finiquitaba un encuentro en el que Obradoiro tuvo momentos de equipo grande, aplastando a su rival y no dejando concesión alguna a la especulación. A pesar de ello, los aragoneses se llevaron el último cuarto 17-30.

Sensacional encuentro el disputado en Santiago, buenas sensaciones, y lo más importante, sexta victoria del equipo al que, si le entraron atisbos de duda, se debe a las 7 derrotas consecutivas anteriores, varias de ellas muy justas en puntos, e incluso, inmerecidas.

Jugando así, Obradoiro solo puede ascender en la clasificación. Quedan 3 partidos para acabar la primera vuelta: Murcia, Andorra y Estudiantes. Conviene mantener la dinámica de victorias estrenada. Próxima estación, domingo 27 de diciembre a las 12 h, Murcia ante UCAM. Oportunidad de acabar el año en una más que óptima situación para afrontar los 2 últimos partidos que clausuran la vuelta. Y que el golpe de Pozas, quede en un susto.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO