Pedro Sánchez visitó la zona afectada por los incendios en O Barco de Valdeorras


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado este martes una clara advertencia a la población ante el previsto aumento de las temperaturas y sus consecuencias sobre los incendios actualmente activos: «Quedan días difíciles en Galicia y en el resto de España», ha señalado desde O Barco de Valdeorras, una de las ciudades más afectadas del país, donde las llamas devoraron 15 viviendas. Sánchez le ha pedido a la ciudadanía que aumente su precaución, puesto que «la emergencia climática es una evidencia y es letal; lo es desde el punto de vista de vidas humanas, lo es en términos de biodiversidad que se pierde, en términos medioambientales, sociales y económicos», ha indicado, pidiendo hacer de las políticas ambientales, políticas de Estado. El jefe de Gobierno ha estado acompañado por el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, y el alcalde de la localidad, Alfredo García.