Planas: La guerra en Ucrania obliga a cambiar prioridades y replantear decisiones


El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha analizado, junto a las organizaciones profesionales agrarias (Asaja, COAG y UPA), las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania en los mercados agroalimentarios. Tras mostrar su solidaridad con el pueblo ucraniano, Luis Planas ha asegurado que «estamos ante una situación excepcional, que requiere de medidas excepcionales». Según el ministro, es necesario actuar con celeridad para asegurar la producción y abastecimiento alimentario en Europa. El ministro y las organizaciones agrarias han compartido la preocupación porque se produzca un encarecimiento de precios y tensiones en el abastecimiento de algunos productos. Ucrania y Rusia son dos grandes productores de cereales y oleaginosas en el mundo.

Ucrania es el segundo suministrador de maíz a España, por detrás de Brasil, con un volumen medio por temporada de 2,7 millones de toneladas, el 22 % de las compras de este producto en el exterior. También son destacables las importaciones de torta de girasol, con 233.00 toneladas, el 68 % del suministro total que recibe España. Estos productos tienen un gran uso en la fabricación de piensos para alimentación animal. La actividad comercial desde Ucrania está totalmente paralizada y hay dudas sobre las posibilidades de siembra y producción para la próxima campaña.