Portos instala un radar en el muelle de Malpica para conocer los efectos de las ondas largas

Portos de Galicia inició este martes los trabajos para instalar en el puerto de Malpica un radar que permitirá hacer mediciones reales de los niveles de sobreelevación de las ondas largas liberadas por los temporales y que ayudará a valorar la agitación real del muelle para identificar los períodos en los que las ondas resultan resonantes y su amplitud. Este dispositivo contribuirá a buscar la mejor solución para mitigar los riesgos derivados de estas corrientes que se registran en la dársena interior malpicana.

Los técnicos del ente dependiente de la Consellería del Mar están preparando la estructura y la instalación eléctrica para la colocación de este dispositivo, una actuación que se realizará en los próximos días en cuanto las condiciones meteorológicas lo permitan. Este nuevo equipo de medición se suma a los sensores ya instalados en las últimas semanas con el objetivo de obtener información sobre las elevaciones de la lámina de agua en el interior de la dársena principal del puerto de Malpica y encontrar la mejor solución a los problemas de seguridad de este muelle.

Las ondas largas son sobreelevaciones que no se perciben la simple vista y que van asociadas al tren de oleaje que sí percibimos, por lo que es preciso identificar el período y amplitud concretos que producen la resonancia en la dársena para poder acometer las mejores soluciones. Este nuevo dispositivo y el resto de estudios que están haciendo los técnicos de Portos de Galicia desde comienzos de año servirán para definir el proyecto definitivo con el que hacer frente a los riesgos asociados a la resonancia de las ondas largas liberadas por los temporales en el puerto de Malpica.

La definición del proyecto definitivo es compleja pues las ondas largas se consideran en el diseño del abrigo de los puertos desde hace pocos años y la dársena interior malpicana fecha del año 1952. Por eso, los técnicos de Portos de Galicia visitaron el muelle en distintos días de temporal para observar el comportamiento de la compuerta y el entorno de la dársena y tomar todo tipo de datos.

Tras el accidente registrado en este muelle a finales de 2018, Portos de Galicia mantuvo varias reuniones con la cofradía de pescadores local y con la familia del fallecido y analizó los estudios y proyectos existentes en relación con el abrigo del puerto con el objetivo de aprobar las medidas más adecuadas para evitar nuevos incidentes en el futuro.

A mayores de la instalación del radar, a través de Meteogalicia se incluye en el proyecto MarRisk un estudio para el análisis de las ondas largas del puerto malpicano con el objetivo de diagnosticar la probabilidad de que se produzcan y provoquen resonancia en la dársena interior con una antelación de 72 horas. Todas estas acciones permitirán conocer las necesidades que marcarán las pautas de la licitación del estudio de alternativas y el posterior proyecto para dar una solución definitiva al muelle de Malpica. Los profesionales de Portos de Galicia barajan distintas intervenciones que pueden ser complementarias y serán las que se analicen en el estudio de las posibilidades de cara a incluirlas en el proyecto definitivo.