Prisión sin fianza para un grupo criminal ubicado en Carballo

Parte del material incautado_Guardia Civil.

El Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de A Coruña en colaboración varias unidades de la Compañía de la Guardai Civil de Carballo, desarticuló un grupo criminal radicado en Carballo, en la fase de explotación de la operación Boltañon.
La mencionada operación se inició a principios del pasado mes de julio, ante el repunte de robos en este tipo de establecimientos.

La Guardia Civil tras una investigación preliminar de los hechos, concluyó una autoría común, por lo que se hizo cargo de la misma el mencionado Equipo de UOPJ. El análisis de la información recabada, permitió centrar sus esfuerzos en un grupo de individuos residentes en Carballo y con múltiples antecedentes por hechos de la misma índole. Pese a los esfuerzos realizados por la Guardia Civil, el radio de acción de su actividad, llegando a cometer varios robos en las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra en una noche, dificultó la obtención de pruebas que los incriminasen. En sus acciones empleaban una gran violencia, siendo sus objetivos principales las máquinas registradoras y recreativas de los establecimientos, las cuales forzaban con patas de cabra y mazas.

En caso de encontrarse el propietario o algún responsable en el interior, no dudaban en utilizar la violencia, golpeándolos y amenazándolos, en una de las ocasiones golpearon al propietario con una pata de cabra y le rociaron el rostro con gas pimienta, en otra lo amenazaron con una catana.
Este grupo criminal estuvo a punto de ser detenido el pasado 21 de agosto, cuando sus miembros fueron sorprendidos por agentes de la Guardia Civil cuando sustraían efectos de un establecimiento en Vimianzo.


La misma violencia que utilizaban con sus víctimas la empleaban contra los agentes. Para evitar su detención no dudaron en arremeter contra los guardias civiles con su vehículo a toda velocidad, teniendo estos que actuar con celeridad para evitar ser atropellados.
No siendo este el único incidente protagonizado, ya que en la fuga de varios de sus hechos delictivos protagonizaron diversas persecuciones con diferentes fuerzas policiales por las carreteras de la provincia, durante las cuales conducían de manera temeraria poniendo en riesgo a todos los usuarios de la vía.


Después de múltiples gestiones, la Guardia Civil logró establecer el lugar donde se escondía uno de los integrantes. Dada la peligrosidad de los implicados y el modo de proceder, no dudando en atropellar a los agentes ante la posibilidad de su detención, fue necesario establecer un operativo especial el pasado 16 de septiembre. Contando para este fin con la colaboración de la Unidad Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia.
Los detenidos fueron sorprendidos cuando descargaban el botín obtenido tras una noche de intensa actividad delictiva, habiendo cometido tres robos en la misma.
En un primer momento pudo detenerse dos de los integrantes, materializándose los temores apuntados, ya que el conductor del vehículo abandono el lugar a gran velocidad sin importarle el riesgo para la integridad física del resto de personas presentes, siendo localizado y detenido esa misma mañana tras abandonar el vehículo y esconderse en una zona arbolada.
Posteriormente se procedió a la detención de otras dos personas que habían tenido diferentes grados de participación en los hechos. A la mañana siguiente se procedió a realizar una entrada y registro del domicilio del principal investigado, obteniendo en su interior numerosas pruebas que los incriminan, además de efectos de los robos, destacando la multitud de monedas provenientes de los robos de las máquinas recreativas de los establecimientos y una escopeta con la numeración borrada, en perfecto estado de funcionamiento.


La investigación desarrollada por los efectivos del Equipo de Patrimonio fue tutelada por el titular del Juzgado de Instrucción Número 8 de A Coruña, a quien correspondió una parte importante del trabajo realizado, si bien por razón del lugar de detención, tres de los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 1 de Carballo, que llevo el esfuerzo en la última parte del operativo y cuyo magistrado titular decreto su ingreso en prisión sin fianza.

A los cinco detenidos se les considera presuntos autores de los delitos de robo con fuerza en las cosas, robo con violencia e intimidación, hurto, pertenencia a grupo criminal, atentado a agente de la Autoridad, tenencia ilícita de armas y falsedad documental.