Profundo malestar entre los autónomos por la subida de las cuotas en noviembre


Los autónomos de sectores como la hostelería, el taxi, el comercio o los agentes comerciales se vieron «sorprendidos» e «indignados» por una subida de las cuotas de entre 6 y 24 euros que, si bien estaba pactada desde 2018, les supone un obstáculo más para continuar con su actividad, ya de por sí muy afectada.

Según el último barómetro de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), los trabajadores por cuenta propia se encuentran con caídas medias en la actividad de más de un 60%. Especialmente en algunos sectores como la hostelería o el comercio, que soportan restricciones en sus horarios de apertura en todas las comunidades autónomas y, en algunos casos como el del ocio nocturno, ni siquiera tienen permitida la apertura.

A pesar de que desde diferentes sectores y asociaciones instaron al Gobierno a paralizar el proceso y posponer el incremento a mejores momentos ante la difícil situación en la que se encuentra el colectivo, la Seguridad Social ya avisó que iba a mantener la subida. Y finalmente cumplió su advertencia el pasado lunes cuando cargó en la cuenta de casi todos los trabajadores por cuenta propia tres euros más de cuota, por el incremento en los tipos de cotización por contingencias profesionales y cese de actividad pactado en 2018 y, por separado, cobró otros entre tres y doce euros correspondientes a un mes de deuda por esta subida en los tipos que se tenía que haber aplicado entre enero y septiembre pero que, sin embargo, no se empezó a aplicar hasta octubre.

Desde los sectores más afectados por las restricciones a raíz de la segunda ola de la pandemia mostraron su «sorpresa» ante una subida de las cuotas que, si bien coinciden en que «no es demasiado alta», «llega en el momento más inoportuno y demuestra una enorme falta de sensibilidad hacia los autónomos de todos los sectores y, especialmente, los más afectados por la crisis.