Prórroga con derrota en la vuelta del público a Sar


Acabó cayendo Obradoiro 80-83 tras prórroga ante UCAM Murcia, su más íntimo enemigo, en partido disputado en el Multiusos Fontes do Sar el pasado miércoles a las 18.30h, en la vuelta del público a los pabellones ACB. Condicionado por las medidas sanitarias, el encuentro contó con poco más de un millar de aficionados pero las sensaciones, sin duda fueron otras.

Partido emotivo por coincidir con el último del curso como local en el qué, a espera de confirmaciones, dimes y diretes de final de temporada, puede suponer la despedida de pocos, varios o muchos de los integrantes de la plantilla Obradoirista. Especial mención cabe hacer a los gritos unánimes de “Moncho quédate” coreados por los aficionados que se dieron cita en Sar, así como el volver a escuchar el sempiterno Miudiño de boca de unos pocos, pero escogidos fieles, reunidos ayer en Sar.

El resultado quedaba en un segundo plano, máxime cuando los 2 equipos ya han cumplido objetivos y tanto el descenso, como el acceso a playoffs, se antoja imposible.

Pese a todo, ambos conjuntos querían ganar. Obradoiro por darle una alegría a su afición y Murcia por honradez competitiva y por lograr una victoria más, sobre todo ante el equipo que consiguió ponerle en la picota del “chanchullo” con una de las mayores injusticias acometidas en el mundo del deporte tras el “olvidado” como superado por antiguo, caso Beltrán, en tiempos de Pere Sust como presidente de la Federación Española de baloncesto.

Arrancaba el encuentro con un Obradoiro intenso, espoleado por la nueva energía de tener por fin, aficionados en la grada. Renta de ocho puntos con 10-2 de inicio con un destacado Steven Enoch (19 puntos, 7 rebotes y 20 de valoración). A pesar del arranque espectacular, Murcia empataba 10-10 en el ecuador del primer cuarto con Frankamp (17 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias y 9 de valoración) de primera vedette.

Cerró muy bien Obradoiro el rebote defensivo, sin dar concesiones, pero se mostraba fallón en el tiro de tres (2/10 en el primer cuarto), contar con más acierto le hubiese permitido dominar con mayor solvencia el electrónico. Cerraba el cuarto el ex Obra Radovic (19 puntos, 4 rebotes y 15 de valoración) con canasta para dejar las cosas en 22-16 para los de Santiago.

En el segundo cuarto apuraba Obradoiro sus opciones con buenos minutos y balones en la pintura. La distancia se disparaba a los 11 puntos, 27-16 en el marcador con 5-0 de inicio.

Mantenía la ventaja hasta que la muñeca de su otro ex, Kostas Vasileiadis (11 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 16 de valoración), empezó a funcionar y comprimía la ventaja local en un pírrico punto, 35-34. Reacción de los de Moncho Fernández “quédate” para acabar el cuarto en el poco tiempo que restaba 41-34, tras parcial de 6-0.

Tras el paso por vestuarios, los de Santiago cargaban el juego en la revelación del año Enoch, quien sellaba el 54-45 local y mantenían la ventaja. Hasta que se sentó y empezó el “cuarto horribilis” gallego. 2-13 de parcial y los pimentoneros que cerraban el tercer acto con 58-60 a su favor.

Último cuarto que empezaba bien para los “volteadores del marcador” quienes anotaban y cargaban el rebote con acierto. Máxima ventaja de los de Sito Alonso con 6 puntos con 61-67 en el marcador. Sin embargo, Murcia no supo dar el arreón definitivo y con fallos en ataque, permitió que Obradoiro volviese a adelantarse, 68-67 tras 2 tiros libres de Ozmizrak (8 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias y 11 de valoración) en el minuto 37.

De ahí al final, los nervios imponían su ley con errores de los jugadores y cierto caos protagonizado por los colegiados. Última bola para Obradoiro con Robertson (15 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias, para firmar 13 unidades de valoración) de protagonista. Un punto abajo y el canadiense dispuso de 2 tiros libres para ganar el partido. Tan sólo logró forzar la prórroga, anotó el primero y falló el segundo, con 2 segundos por jugar. Rebote visitante y tiro alejadísimo que hizo agua.

Final del partido con 72-72 y tiempo extra en Santiago.

La prórroga comenzó con Murcia dominando y Radovic imponiendo su ley, 74-78 minuto 43 que parecía definitivo. Surgió entonces la figura del mvp de ayer, Birutis (16 puntos, 9 rebotes y 27 de valoración) quien con 4 puntos consecutivos empieza a recordar al de principio de temporada, para poner las cosas otra vez en tablas, 80-80.

Sin embargo, esta vez la última posesión la jugaba Murcia. Aclarado sobre Frankamp para qué éste anotase el triple definitivo en la cara de Robertson. Tiempo muerto de Moncho para sacar de banda el segundo que restaba por jugar. Robertson recibió y fue capaz de armar el brazo para lanzar, aunque ya muy forzado, errando el tiro. Victoria visitante y una jornada para que la liga regular finalice.

Partido resuelto en pequeños detalles en los que destacaría el 31/42 en tiros libres local. Tras ganar la batalla del rebote y sabiendo que los de Alonso conceden muchas faltas, ahí estaba el partido. Un encuentro con protagonismo destacado para la vuelta del público y el paseíllo final, para que los aficionados pudiesen brindar su cariño al equipo.

Próxima estación: Burgos, en tierras castellanas, el domingo a las 20 horas para poner fin a la Regular Season ACB de la temporada 2020-2021 y comenzar el tiempo de playoff para los 8 equipos clasificados.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO