Putin anuncia una ambiciosa doctrina naval con bases en el Mediterráneo


Rusia ha anunciado este domingo planes para crear nuevas bases militares en el mar Mediterráneo, la región de Asia-Pacífico, el océano Índico y el golfo Pérsico en el marco de la nueva doctrina naval aprobada por el presidente, Vladímir Putin, y que considera a Estados Unidos como la mayor amenaza para su seguridad. Moscú ve como el «principal riesgo» para su Armada la falta de suficientes bases fuera de sus fronteras que puedan recibir y abastecer a sus buques y realizar labores de reparación y mantenimiento técnico. Además, se dispone a solucionar una de las principales carencias de su flota desde hace décadas, la construcción de portaaviones.