¿Qué pasa con los Boeing 737 MAX8?


La UE suspende todas las operaciones del Boeing 737 MAX en Europa y cierra su espacio al modelo

El 10 de marzo de 2019, el vuelo ET-302, que haría la ruta entre Addis Abeba y Nairobi, Kenia, de Ethiopian Airlines se accidentó seis minutos después de despegar, en él iban 149 pasajeros, de 35 nacionalidades, y ocho tripulantes. Lamentablemente no hubo sobrevivientes. Además del accidente, hay un factor que ahora mismo está encendiendo las alertas en el mundo de la aviación comercial: se trata de un avión Boeing 737 MAX 8, el mismo modelo que se accidentó en octubre de 2018 solo 13 minutos después de despegar. El 737 MAX es un avión nuevo, un avión que llegó para sustituir al famoso 737 tras algunas mejoras, como motores de mayor empuje más eficientes. Boeing afirma que tiene 4.754 pedidos por parte de aerolíneas y compañías de todo el mundo, lo que hace que este avión sea lo que más rápido se vendió en la historia de Boeing. Lo complicado de esto es que este avión lleva dos accidentes fatales, de causas aparentemente similares en menos de cinco meses, y a día de hoy sigue sin poderse determinar que fue lo que paso o está pasando.

Sin tener claro que es lo que ocasionaría los accidentes, las investigaciones preliminares apuntan al nuevo sistema anti pérdidas (anti-stall), ya que en ambos casos los pilotos trataron de corregir el descenso automático del avión, lo que al final haría que las aeronaves se estrellarán en picado. Esto, al parecer, se debió a datos erróneos en los sensores de la nariz del avión.

Hasta el momento, Boeing solo confirmó que están trabajando con las autoridades para investigar la causa del nuevo accidente, pero sigue sin haber cambios en los procedimientos de vuelo y no hay una llamada generalizada a dejar los 737 MAX en tierra mientras sigue la investigación. Ante esto, la compañía está siendo duramente golpeada con una caída en sus acciones que descendió casi al 12% de su valoración.