Las carabelas portuguesas inundan varias playas de la Costa da Morte

Carabelas portuguesas en la playa de Caión_Ayuntamiento de A Laracha

  • El veneno de estos animales puede ser peligroso para el ser humano

Algunos arenales de los municipios de A Laracha y Ponteceso recibieron estos días la llegada de las carabelas portuguesas, las “falsas medusas” venenosas que invadieron parte del litoral gallego arrastradas por el temporal marítimo de los últimos días. Ayuntamientos como Ferrol o A Coruña decretaron el cierre de varias playas por precaución, un ejemplo que siguieron Ponteceso y A Laracha.

En la playa larachesa de Caión aparecieron decenas de estos animales en las zonas de As Salseiras y del Caracoleiro, tal y como pudieron comprobar este lunes el alcalde, José Manuel López Varela, y el concejal Jesús Souto.

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de A Laracha se encargó de la retirada de estos ejemplares, cuyo veneno puede ser peligroso para los seres humanos, por lo que se procedió a la reapertura de la playa.

Carabelas en Niñóns y A Barda, Ponteceso

Protección Civil de Ponteceso también puso en marcha en el día de ayer un operativo para retirar varios ejemplares de carabelas portuguesas que se encontraban en Niñóns y A Barda.

El Ayuntamiento había decretado este domingo el cierre de las playas como medida de precaución pero el acceso a las mismas ya está permitido, aunque durante los próximos días se recomienda mantener las medidas preventivas.