Rusia corta el gas a Europa


La empresa Gazprom ha detenido por completo el flujo de gas por el Nord Stream. Oficialmente es debido a una fuga de aceite. El presidente del gigante gasista ruso, Alexei Miller, asegura que las sanciones impuestas por la comunidad internacional como represalia por la invasión de Ucrania dificultan las tareas de reparación, que corresponderían a la firma alemana Siemens. La empresa rusa ha asegurado que hasta que se eliminen los problemas de funcionamiento del equipo, el transporte de gas ha quedado «completamente suspendido». La presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, propuso que Europa fije su propio límite a los precios del gas de Rusia. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que los países que apoyen esa iniciativa, dejarán de recibir petróleo ruso.